lunes, septiembre 01, 2008

México ¿Nuevo siglo?

Ponte cómodo, que va para largo.

Sábado 7 de la noche. El taxi avanza por la avenida de los Insurgentes, el tráfico comienza a aumentar y se cierran calles y avenidas. La gente sale de sus vehículos con un rumbo fijo, un camino ya pensado y en el cuál se tiene una cita. Mientras tanto, el chofer vocifera pestes en contra del gobierno y la porquería que representan, se inclina hacia una anarquía, mejor pienso en un demócrata o una excelente izquierda, no estupideces como Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Bajo del taxi, camino hacía el Ángel de la Independencia y me quedo de ver con Monty y Tete. La gente ha comenzado su marcha y se encaminan al Zócalo capitalino, mientras los más rezagados vamos a paso lento y entre saludos y conversaciones es como se efectúa el camino.

¡Ya Basta! Era el slogan de la marcha "Iluminemos México" una palmada por cada "YA Basta" era realizada, la gente caminaba, los reporteros tenían cámaras en mano, quería llevar todo y no perder detalle. Helicópteros sobre volaban la zona. Nos acercamos a la avenida Paseo de la Reforma y es cuando empezamos a juntarnos un poco más, hombro con hombro (segundo slogan de la marcha). Letreros en apoyo a la pena de muerte, otros más en contra del aborto, la gente protesta, la gente plática y se olvida por momentos el por que están ahí. Vestidos de blanco por la paz en México, un México violento y sangriento… sin un amanecer en el que no se hable más que de narco ejecuciones, 2 suicidios, 4 atropellados, explosiones, un breve espacio para la guerra entre Rusia y Gerogia, un poco más al oriente… China y sus muertos con su terremoto, el petróleo sigue a la alta, el dólar tiene una de sus peores bajas en lo que va del semestre, el C. Presidente Felipe Calderón se rompe la clavícula, El Dalai Lama sale del hospital, se estima la cura del SIDA para el 2036. Es sólo un poco de lo que se puede leer en un diario de México.

Un ¡YA BASTA! No es suficiente, México exige un verdadero cambio, exige respuestas de "Un Gobierno prometedor" y se pare con toda la escoria en la que vivimos a diario.

Llegamos a la calle de 5 de Mayo y es en donde se empieza a juntar más y más la gente, empujones y una lluvia repentina es solo el comienzo. Gente que viene del Zócalo y se mete en contra flujo a nuestro paso, las velas empiezan a ser encendidas desde las 20:00 horas y se esta sólo a 30 minutos de que sea tocado el Himno Nacional mexicano, que las más de 30 campanas de la Catedral Metropolitana resuenen y hagan eco a la protesta, que se escuchen y se unan a los gritos de la gente, a la protesta de las masas.

Y es aquí en donde entran muchas cosas en juego. En primer lugar dejo el hecho de que la gente (NO todos) estaban presentes para encontrarse con algún famoso, con el artista, con el que los entretiene, por otro lado…. Tenemos a los que van por ir y sólo por vivir "La nueva experiencia" Y ¿Es ese el verdadero sentido de la marcha? ¿En dónde quedan a los que si les duele la perdida del vecino? ¿Del amigo? ¿Del desconocido?... ¿En donde queda el fervor por un nuevo cambio y no solo de una protesta vana?

Chicago, Los Ángeles, Madrid… son tan solo algunas ciudades fuera del país en las que también se hizo la marcha por la paz, la marcha del silencio, la marcha de un ¡YA BASTA!

El Zócalo esta abarrotado de gente con velas en mano, pequeños círculos de personas con su dolor interno y a la vez compartido se unen y encienden aquella veladora… la luz de la esperanza, la luz de un nuevo camino, la del futuro venidero.

"Mexicanos al grito de guerra, el acero aprestad y el bridón y retiemble en su centro la tierra, al sonoro rugir del cañón" El llamado a la guerra, no precisamente armada, una guerra contra uno mismo, una guerra con el que te asalta, el que te quita a tus seres queridos y por que no, una guerra contra el gobierno.

No hace falta estar en el filo del cuchillo para que asistas a la marcha, no tienes que ser apuntado con una pistola y saber que en un segundo puede ser el final de un camino. No se tiene que ver el asesinato de un adolescente frente a tus ojos para decir ¡YA BASTA! Así como tampoco… tenía por que haber vivido con un temor al no regresar a mi casa, temor al que me asalta, al que me amenaza y al que me hace menos frente a él por que tiene un arma, una pistola, un cuchillo, una banda con 30 cabrones igual que él. Hace falta que sientas el dolor de los demás (En definitiva, ni un gramo se acerca al dolor real, pero saber que se está en la pena y que posiblemente no soy el único en la escena del crimen, te reconforta y se hace más)

Hace falta que la gente entienda que no se puede seguir así, que no vale nada si 10 lo entienden, por que de entre 100 pinches millones de mexicanos, solo se tienen a 30 mil valientes, a 40 mil o 1 millón. Hace falta que la sociedad misma cambie y no se cuelgue el milagrito a costa de un gobierno que lucha, pero que no puede con todo. Hace falta que se abran los ojos, que se piense en una familia, en el de a lado, en el que va junto a ti en el bus, en el metro… Dejemos nuestro egoísmo, nuestro mundo con habitación para uno y nada más…

Pero el miedo… el miedo es inmenso y hay veces que no se puede luchar contra él, contra lo que no sabes que te depara si ayudas a un asaltado, a una persona a punto de ser secuestrado, a un periodista que solo hace su trabajo y es asesinado cruelmente.

¿Por qué nos hemos de tocar el corazón con un secuestrador? Con un violador, con un asesino. ¿Ellos piensan en lo que su presa deja? Y no me vengan con el cuento de que no somos nadie para quitar la vida y que nos hace ser igual que ellos el apoyar o no la prueba de muerte, por que es un pretexto estúpido. Si en efecto no soy nadie para quitar la vida a alguien, el asesino, secuestrador, violador no es nadie para hacer sus bajezas. ¿Qué me hace ser como el al apoyar su muerte? Sólo me limito a repetir "El fin, justifica los medios" Y no en un acto de mediocridad o de "tapar" algo, solo que en comparación de ellos, no se va a hacer con dolo, ni con algún fin diferente que no sea justicia. Y si bien se que me encontraré con quién no este con mi pensamiento, estarán los que si puedan entenderme. Erradicar el hongo que pudre al país.

Es tarde. La gente comienza a salir de la plaza de la constitución y se limita a irse a sus casas, la marcha concluyo…. El Himno se tocó y "Se cumplió el cometido" Pero no todo para ahí. Después de estar sentados encendiendo velas que con la lluvia o el viento eran apagadas, los bohemians se ponen en marcha para retirarse, se avecina la media noche y no hay un plan por hacer… sólo vivíamos en la espera de "lo que fluyera"

Un chavo se acerca para escuchar el chiste que Moony contó a "todos" y de paso aprovecha para poder hacer una entrevista para poder hacer su tarea, con celular en mano, comienza su grabación. Entre tanto, Padfoot (Perro) enciende velas, Abraxam y el Abuelo sentados a un lado de Mauricio encienden velas y escuchan la canción de "La Vie Boheme". Tete por otrolado, esta paseando con cámara en mano y encendiendo velas.

No se como, no se quien fue a ciencia cierta, llámese Tete, llámese Moony…. Llámese viento. Una nueva idea surgió. "Proyecto llevemos velas al Ángel" (De la Independencia). Tete emocionada comienza a invitar gente a que nos ayuden a recolectar las velas que estaba en buen estado en el Zócalo, en vista de que gente contratada por el gobierno capitalino mando a retirarlas con cajas y camiones de basura.

Son las 11:20 y las bolsas empiezan a salir de no se donde, la gente comienza a unirse y a juntar velas en bolsas, en "capas" de plástico con las que se protegían de la lluvia y eran amarradas a modo de bolsa. LA gente en sus bolsos de lona mete velas, El Abuelo llena con ayuda de todos las bolsas de Tete y el Perro, por otro lado tenemos al "Chico entrevistas" llenando su mochila con velas. Necesitamos bolsas, hay muchas velas rescatables y no tenemos bolsas… Moony se quita su "chal" y lo llena de velas. A lo lejos, veo a un Perro en busca de más bolsas y por suerte volteó y encontramos un costal que seguramente pertenecía a otro grupo de manifestantes llamados "Movimiento Antorchista" (Grupo agrario y demás) Lo tomo y claro, preguntando si podía hacerlo, en cuanto se me da aprobación… corremos hacía el asta bandera en donde estaba Tete con la recaudación de velas y gente para que apoyaran al "proyecto" tan informal, tan de improviso, tan unido.

Una señora por su lado recolecta velas para ponérselas a su hijo fallecido, ya que no tiene dinero para comprarle sus velas.

De la nada, éramos más de 20 personas en la recolección. A su vez, una señora se ofreció a echar las velas en recolección hacía su carro y llevarlas al Ángel de la Independencia y dar tantas vueltas fueran necesarias para hacer posible todo. Ante tal ofrecimiento, no se puede negar uno y Tete en conjunto con el Abuelo llevaron a cabo la "negociación" XD

Tan pronto como se pudo, había más de 100 velas en la cajuela y otras 50 en un costal, sin contar las de las bolsas que tenía el Abuelo. Tomamos dos taxis, Tete les hizo la parada y subimos a bordo, el trayecto fue callado, de emoción, de ver a gente dispuesta a poyar algo que pudiese verse tonto… aburrido y sin sentido. Felices de ver las expresiones de mis amigos, de un Perro que decía "No mames, sigo pensando que algún vamos a hacer algo grande" o de un Abuelo cansado y emocionado con su sonrisa de oreja a oreja, limitándose a decir "No mames, que freak" Una Tete con su "¡Que chido!" o un lobo con el rescate de velas moradas.

Ya en el Ángel, nos dedicamos a sacar las velas, a empezar a encenderlas en conjunto con las que ya estaban ahí, mojadas por la lluvia. So… el trabajo consto en secarlas y encenderlas, acomodarlas e invitar a los presentes a unirse. Iluminemos México no quedó sólo en el Zócalo, llevamos el fuego hacía su lugar de origen y lo re encendimos, avivamos la esperanza de la persona que la encendió por primera vez y en lo personal, en honor a los que pedimos un cambio justo y real.

"Mejor dos rusas que 10 pinches mexicanos" Era lo que me decía el Abuelo. Y era verdad. Mejor dos rusas que venían de un viaje de vacaciones por Acapulco, se pusieron a encender las velas con nosotros, que muchos, varios mexicanos que solo se limitaban a ver desde debajo de las escaleras y a tomar la "fotito del recuerdo"

Incluso los policías, la gente que pasaba, los niños emocionados pedían a sus padres quedarse a encender velas. No hay clases sociales en ese tipo de actos, no somos los "Pirruris millonarios" que asistimos a la marcha, por que como lo dijo Moony, no se necesita ser jodido para asistir y reclamar, para marchar y hacer sonar tu voz.

Esto fue una noche mexicana en el Ángel de la Independencia y no esperamos un 15 de Septiembre (Fecha de la independencia de la corona española en México) para poder estar juntos en una "celebración" que concierne al pueblo de México. Así como tampoco tenía que esperar a que me pasaran asaltos, peligros de muerte o incluso estar a nada de perder mi vida o de un ser querido para asistir a la marcha.

Y pese a la luz, pese a las vestiduras blancas y las pancartas le digo a los míos. Bienvenidos al Desfile Negro, por todos los que han muerto, por los que están muriendo ahora a costa de otros, por los que están siendo secuestrados y por los que están a mi lado.

¡Ya Basta!


Me veo de balanco y cn el costal de velas del que hablaba, cargado por Mauricio

4 Comentarios :

mobile wife dijo...

i think you add more info about it.

Ondina dijo...

Debió ser una experiencia muy padre, Abraxam. Lo que se vio por la tele al menos, fue muy impresionante. No concuerdo con que las ideas del Peje sean estupideces, pero creo en tu fe y en la indignación de la gente que ha sido víctima del crimen. Espero que con esta movilización que para muchos fue cuestión de lucirse y echar desmadre, salir en tele y sentir por primera vez lo que es una marcha; para otros sea una esperanza real de que las cosas cambien, y que nuestro país deje de ser la vergüenza internacional como primer lugar en secuestros. Me enternece mucho verte de blanco y con una sonrisa en el rostro. Si hay más como tú que creen con el corazón, este mundo va a mejorar. ¡Cómo chinga'os no! :D

Abraxam dijo...

El tema del peje me es complejo y basto, es... díficil poder entenderlo sobre todo cuando el poder es el que lo corroe y no en verdad una esperanza de cambio. Su propuesta política era magnifica para cuando se potuló para presidente, pero cambio de camino cuando se le quito la presidencia.

Puedo decirte que si, que fue una de las mejores experiencias vividas, el poder formar parte de un movimiento así y de ver como mis amigos estabamos en esto y movilizando gente y así... realmente fue reconfortante, magnifico, mágico.

Creo... creo en un cambio, creo en las segundas oportunidades, creo y confío en la gente que piensa que no todo esta perdido y... el verdadero cambio empieza por uno mismo.

Te quiero mucho Mud :D gracias por el post.

Nacha dijo...

Hola... No concuerdo en algunos puntos, yo asisiti a esta marcha y a la de hace cuatro años. Proteste porque a mi papá lo secuestraron, porque a mi hermana la acusaron injustamente y porque a mi me han asaltado infinidad de veces (ya soy clienta)... Pero así como hace cuatro años la voz de un mexicano de la clase alta se escucho, esta vez sucedio lo mismo... Si Fernando Martí no hubiera muerto, esa marcha quizá no hubiera sucedido... ¿porque cuando fuimos a denunciar el secuestro de mi padre no hicieron una marcha protestando?, ¿porque no lo hicieron cuando mataron al hermano de mi mejor amigo?... ¿tengo que ser rica acaso? Yo vi a mucha gente como tu dices olvidandose de la causa, pero ¿como no hacerlo si fueron personas que solo en la televisión has visto?
En efecto mientras existan personas que confíemos en el cambio (y ojo, me incluyo porque creo en que existe gente buena y capaz de gobernar sin necesidad de acaparar el poder), pueden suceder grandes cosas, sin embargo, yo sigo sin verlas.
Espero no morir en manos de la delincuencia, pero también, espero no morir antes de ver un cambio verdadero. En donde la voz de los que no tenemos recursos tan grandes sea escuchada también...
Te quiero chico...
Un beso
Nash

Publicar un comentario

No siempre podremos estar de acuerdo en todo lo que decimos, pero no lo sabremos hasta que lo expreses. ¡Comenta!