lunes, marzo 23, 2009

Hasta que no nos pase algo…

De esto ya tiene como 20 días. Pero tiene que estar aquí.

Es de no tener un plan fijo, Monty y yo estábamos en no sé donde (¿Qué hicimos ese día Abuelo?). Recuerdo que estuvimos con Landa y había coche, no sé como ni cuando, pero decidimos hacer un nuevo tour paranormal. Nos fuimos al súper mercado a comprar linternas y nos fuimos a dónde nos llevase el viento. Le hablamos al Perro, le preguntamos que investigará en dónde quedaba el hospital psiquiátrico abandonado, por que queríamos ir. Padfoot nos regresa la llamada pero no nos dice la dirección. También la desconoce.

Equis. No se que pasó (Jajajajaja ¡Dios! Reprimí todo ese día, no sé nada XD) El caso es que llegamos a casa de Perro y fuimos por ella y por Armando (Su novio), nos fuimos en el coche de Monty y ahí va el abuelo… manejando.

¡ESPEREN! Jajajajajaja ya me acorde por que pasó todo XD Lo que pasa es que yo quería ver las estrellas, pero no se ven en la ciudad, por lo que teníamos que irnos fuera de la ciudad de México, para poder ver las estrellas y ya después salió todo lo del tour paranormal y demás.

Ok, continuemos.

Ahí va el abuelo manejando sin rumbo. Pensamos primero en ir al km 31 (Ver la entrada del KM 31 en este blog) pero dijimos que no. Después que la casa embrujada de satélite y dijimos que no por que no sabíamos llegar, buscar el hospital psiquiátrico que queda rumbo a Cuernavaca… ese era el plan, pero después nos desviamos y la idea era ir a ver las estrellas. (Que pinches ideas se me ocurren en medio de las 11 de la noche).

Ahí vamos en el coche, cantando… hablando, comiendo gomitas como enfermos y mis frituras todas rancias. Vamos en la carretera y TODO OSCURO, OSCURO, si nos bajábamos, juraba que nos violarían o por lo menos nos salía un cabrón con un hacha y nos acribillaba a todos.

Monty: Ahí (Y señalaba un lugar para estacionarnos)

Abraxam: No, ahí no. No hay luz.

Seguimos avanzando.

Monty: Ahí (vuelve a señalar un lugar para estacionarnos)

Abraxam: No, ahí no. Hay mucha luz.

Monty: ¡Joder contigo!

Seguimos avanzando.

Monty: Ahí y te callas.

Abraxam: No, ahí no… no hay nada de luz.

Monty, Perro, Landa, Armando: Cállate y bájate.

Se orilla Monty e imaginen que tan oscuro estaba que no veía ni mi mano. El cielo claro, se veía de huevos, estaba hermoso, todas las constelaciones en su esplendor. Nos bajamos, caminamos unos ¿10 metros? Por el sendero, encendemos las linternas y se escucha un grito: "¡AHHHHHHHHHHH!"

No me la pensé dos veces y me regrese al coche en menos de 1 segundo. Llego y me estrello en la puerta. Se escucha el golpe en la puerta. Mi rodilla fue la herida. Atrás de mi, los demás se acercaban corriendo.

Los pensamientos de Monty en esos momentos: ¡No mames! ¡Se va a meter abajo del coche!

Abraxam: Golpeando la puerta con las dos manos y gritando cual vil dramático: ¡AAHHHHH! ¡Abre la puta puerta! ¡Ábreme carajo!

Monty: (Según su versión de los hechos) Estaba pensando: Que no se te caigan las llaves pendejo, abre, abre, abre…

Todos en el estrés total por escuchar ese grito y de pensar que estarían cerca de nosotros. Abre la puerta Monty, se mete Landa, se mete el Perro.

Perro: ¡AHH! Me atore, no quepo… no puedo entrar.

Abraxam: ¡Metete carajo!

Perro: ¡Estoy atorada!

Armando: ¡Ya! Metete. Y la empuja.

Acto seguido, se mete Armando, corro el asiento delantero, Monty ya estaba adentro, me meto y mi muy mala costumbre de hacerme bolita y encogerme en los asientos cuando tengo miedo. Me tomo de las piernas con mis brazos y mi cabeza se queda dentro. (Que extraño modo de defensa, pero igualmente lo hago)

Monty: ¡No prende el coche!

Perro: ¡Préndelo abuelo, préndelo!

Monty: ¡Pero no prende!

Enciende el coche y nos vamos.

Fue todo esto en un minuto. El mejor minuto de todas las horas que estuvimos juntos, arrancamos y nos cagamos de risa, estábamos muertos de miedo, muertos de risa… no sabíamos que había pasado, sólo sabemos que pasó y hasta las quinientas, comprendimos que fueron los vivos los que nos asustaron y no los muertos.

Pero sin embargo… seguimos y jajajaja acabamos tomando una cerveza en un pseudo mirador, en donde contemplamos la ciudad desde las afueras, escuchamos ruidos raros y nos fuimos.

No se que sería de mi vida sin estos ratos, sin las pendejadas que hacemos, sin los ratos de felicidad con ellos.

5 Comentarios :

Ondina dijo...

Carajo! Cómo me gustaría volver a tener 18 años! Chingá!


Me encantó tu aventura. Yo me hubiera hecho bolita igualito que tú xD

TQ... ya no te pierdas tanto, créeme, siempre hay algo que contar...

Besos,
MUD

MoNtY dijo...

XDDDD fue la onda, ese día tuvimos quedada porque llevabamos todo el desmadre del tablón y eso, lo dejaste en casa de perro, de hecho si no mal recuerdo fue el día de los diggorys y del Burger King. Casi todo fue así a excepción del Joder contigo yo no digo joder yo dije "chingada madre aqui y me vale madres", y la vdd es que deberiamos hacer una especie de video blog o poner la grabación o el video de como suena la historia, porque no es lo mismo sin los gritos. Y otra aclaración si queriamos ir al tour paranormal pero como no sabiamos a donde ir dijiste quiero ver las estrellas y ps yo dije el escuincle quiere ver estrellas ps vamos que chingue su madre la vida =D

Lady Stardust dijo...

Jajajajaja fue bastante gracioso... a mi se me atoro la pata... la verdad no tenia miedo que vieramos un fantasma o algo así, bien decia mi bisabuela, tenle miedo a los vivos, no a los muertos.
yo estaba aterrada por que nos iba a salir un loco con machete.

Lord_Chris dijo...

Señor Abraxam...
le dejo saludos de parte de un españolito que le echa de menos dado que usted está mas perdido que Paris Hilton en una clase de Lógica.

Se me cuida :P y que espero tenerte disponible alguna que otra tarde, que sé que no paras.

No sabía que tenías blog, gracias al de mi Amaru me he enterado y de casualidad. Asi que nada, a sucribirse y estar pendiente de ti jajaja

un abrazote

Abraxam dijo...

Hola Lord! gusto verte.

Quién es amaru????

No ando tan perdido. :)

Adeu!

Publicar un comentario

No siempre podremos estar de acuerdo en todo lo que decimos, pero no lo sabremos hasta que lo expreses. ¡Comenta!