domingo, noviembre 29, 2009

Como si nada.

Estaba sentado en la orilla del balcón y el viento de esa noche, hacía ondear mi bufanda y podía admirar a esa altura la hermosa ciudad en la que vivía. Las luces estaban encendidas, la gente caminaba por las calles y otros más en sus autos pasaban a toda velocidad aprovechando el nulo tráfico.

Hacía frio. Mi mente se lleno de recuerdos y mi cigarrillo se iba extinguiendo con cada oleada del viento que cada vez era más potente. El café estaba listo, desde hace mucho.

La puerta sonó una, dos, tres veces. Preferí mi posición antes que moverme y abrir la puerta, igualmente ya no podría. Pese al frío, seguía disfrutando esa velada única que tenía conmigo mismo. En la sala yacía un cuerpo inerte, pálido y entumecido.

Vi llegar ambulancias y patrullas, la policía se movía a toda prisa e iban acomodándose para ingresar al edificio. Sonó una vez más la puerta.

El cigarro se ha acabado.

Cruzo un pie al barandal del balcón, suena una vez más la puerta.

Cruce el otro pie y me sostuve sólo con mis dos brazos por detrás de mi. Un llamado más a la puerta y el sonido de una voz grave que anunciaba su presencia.

La puerta ha sido abierta, el cuerpo descubierto y yo, me he soltado del barandal.

13 pisos al vacío podrían ser vertiginosos y la caída no sólo dolorosa, sino mortal. ¿Pero qué más daba? si ya había muerto horas antes. Quizás eran días.

Al caer, no sentí el viento, no sentí frío, sólo sentí un último movimiento,el despegue, sin aterrizaje. Mis ojos se cerraron y mi cuerpo se esfumó. Cumplía ya mi condena y me volví al mundo al que debí llegar inmediatamente de mi muerte, pero no podía abandonarme.

El policía miró a la ventana, la puerta al balcón estaba abierta y las cortinas estaban ondeando. El frío se intensifico y como si se tratará de un último suspiro, el viento desapareció.

- Paro cardiaco… si. 48 horas de la muerte. Fue natural – El policía y el perito metieron el cuerpo en una bolsa negra y abandonaron el lugar.

2 Comentarios :

Nallheli dijo...

Y ahora tu, en que rollos andas?

Me gustó mucho!!! =O

Quiero leer más :O

Ondina dijo...

precioso!!! ¿ves? y dices que no tienes nada que escribir, qué compartir, ningún talento de nada... yo diría que siguieras por este rumbo: se escribe de dolor, de amor y de odio, se llora, se ríe, se vomita tinta...(o en este caso, bits ¬¬)
te quiero, niño!!! ánimo!!!
MUD

Publicar un comentario

No siempre podremos estar de acuerdo en todo lo que decimos, pero no lo sabremos hasta que lo expreses. ¡Comenta!