miércoles, marzo 10, 2010

And the Oscar goes to..

El pasado sábado se efectúo la 82° entrega de premios Oscar en el teatro Kodak como cada año se realiza.

Los vestidos más elegantes, así como también los más estrafalarios fueron vistos en la alfombra roja. Los smokings de más cliché y diseñados por los mejores. Fiesta y celebración, seguridad e intimidación. Todo un mundo de celebridades reunidas en un mismo lugar y por una sola cosa: Obtener la presea más prestigiada dentro de la industria del cine.

Llegaron con sus favoritos los cientos de invitados, la cinta de Avatar realizada por el visionario James Cameron era la favorita de muchos, por no decir de todos y también se encontraba Zona de Miedo y ¿Por qué no? Bastardos sin gloria del grandísimo Quentin Tarantino.

Al final de todo este magno evento tuvimos que ni Avatar es lo mejor que hay en el cine (Aunque no se le va a quitar su mérito y su gran propuesta cinematográfica) así como ni Zona de Miedo se esperaba fuese la ganadora de las dos preseas más importantes.

Me parece “indignante” que se haya nominado a “District 9” cuando la película simplemente fue un asco total. Trabajo documental que simplemente no aporto nada interesante al espectador.

Por su parte Precious (Que por cierto aún no se estrena en México) Por las pequeñas partes que pude ver, me muestra algo más interesante y espero que en verdad sea tan buena, como dicen que es.

Otra de las curiosidades de este evento es que Penélope Cruz no dijo “And the Oscar goes to” sino que cambió la palabra Oscar, por winner, que según esto, nunca había pasado… (yo no me había dado cuenta de ese pequeño detalle)

Como sea, los reflectores estaban puestos sobre 3 personas y James Camerón no pudo ocultar por mucho tiempo su nerviosismo y angustia de que su querida ex esposa le haya ganado las dos preseas que más quería…. Así como Quentin Tarantino, lejos de enfadarse por no ganar nada, se mostró muy feliz al ver que miembros del reparto de su película, si obtuvieron un premio.

Pero ¿Qué se le va hacer? veremos que pasa con Avatar 2 y sino cansa como lo hizo Saw que en sus 3 primeras entregas fue algo muy bueno, pero llegando a la 6° el publico decía “¡Ya basta!”

Yo digo que Harry Potter si gana para los premios Oscar del 2011. Es su despedida, no dejarán ir la franquicia sin nada, luego de 9 nominaciones a lo largo de su existencia.

3 Comentarios :

Natisluna dijo...

Comparto la opinion de distric 9... la verdad me pareció mala, como sin fuerza, demasiado lenta y demasiado larga...

Creo que "the hurt locker" (me hago bolas con los nombres en español) fue la gran sorpresa de la noche y una sorpresa muy agradable, digo no voy a negar que avatar tiene su merito y en lo personal me gustó, pero me parece que parte de la magia de la ceremonia es que sea impredecible y que premie al buen cine, no solo al cine comercial.

Para ver: "the hurt locker", "precious", "ungloried bastards", "the blind side"... depronto se me escapa alguna pero es problema de mi mente dispersa.

Eso sí, debes verte UP +.+

Adriano Wallace dijo...

No comparto tu opinión de District 9 por la sencilla razón que el mensaje detrás de lo "ficticio" era sumamente profundo. Me imagino amigo que si sabes de que te estoy hablao.
A lo mejor no se siente mucho en 9este país (pero que pasa muchísimo) pero el shock en la sociedad, hablando globalmente, es con muy fuerte, ¿sabes?

Saludos
xoxo

Ondina dijo...

Siempre hay que reconocer que se habla desde la subjetividad. Yo no he visto District 9, pero tanto como poner "indignante", habría que ver.

Penélope Cruz no se equivocó, simplemente el protocolo de la entrega cambió este año: se cambió del "And the Oscar goes to..." por el "And the winner is...". No siempre le creas a los que traducen. Una transmisión en su idioma original pasó en el canal 40 y no hubo los estorbosos comentarios de los traductores que no pocas veces confunden al espectador.

Por otro lado, apoyo a Natisluna, tienes que ver UP, es de una belleza sublime!

Saludos!! ;)

Publicar un comentario

No siempre podremos estar de acuerdo en todo lo que decimos, pero no lo sabremos hasta que lo expreses. ¡Comenta!